Agenda videollamada Cotiza tu depto.

Consejos  30-11-2020

 

Utilizar protectores solares de acuerdo al tono de piel:

 Si vas a salir a la calle entre las 11:00 y las 15:00, que es el tiempo en que la radiación ultravioleta afecta más la piel los expertos recomiendan aplicar el protector solar recetado por su dermatólogo, media hora antes de exponerse al sol. Es importante conocer que si tu tez es oscura o morena lo indicado será utilizar un producto de FSP (Factor de protección solar) No. 30 a 50. Si por el contrario tu color de piel es más clara o blanca, lo adecuado será utilizar una numeración de FSP de 50 a 100. Recuerda que la acción después de aplicarse el protector dura de cuatro a seis horas y en el caso de los que indican que son resistentes al agua protege solo cuatro, y una vez abierto dura de seis meses a un año.

  • Usar gafas con filtro solar:

 Muchas personas utilizan gafas cosméticas, que no son apropiadas para proteger los ojos.

  • Vestirse con ropa de filtros solares y usar sombreros:

 

Vestirse para el calor y a la vez protegerse del sol puede ser complicado. Pues al tiempo que se busca cuidar la piel también es necesario utilizar ropa cómoda, como camisas y pantalones de tela, que proporcionen frescura, para soportar las temperaturas y esto podría resultar contradictorio. Sin embargo, lo que el experto recomienda es llevar atuendos con mangas, pero que el área textil contenga filtros solares. También evitar usar colores oscuros que son los que más energía de luz absorben y por consiguiente atraen el calor. Llevar sombrillas, las cuales no solo sirven para protegerse de la lluvia y hasta que estas lleguen, bien sirven para proporcionar un espacio personal de sombra mientras se camina. Los sombreros de paja toquilla, que tengan un entrelazado estrecho para evitar la filtración solar, también recomienda el especialista.

  • Hidratarse bien:

 

Los golpes de calor hacen que el organismo trate de liberarse de este eliminando agua, lo que produce la deshidratación. Es por eso que se recomienda cargar una botella o termo de agua para hidratarse durante el día y sobre todo si se realiza actividad física en las horas que el sol esté más fuerte.

  • Cuidar la alimentación:

 

 Incluye antioxidantes como el tomate, la frutilla, la uva, el kiwi y las legumbres en su alimentación, esto evitará que los radicales libres (sustancias tóxicas) que se producen en tu organismo, debido a las altas temperaturas, dañen las células. Recuerda tomar vitamina C, aunque consumir frutas verdes o cítricos es lo más recomendable. Para recordar, las personas que tienen antecedentes personales o hereditarios de cáncer de piel y las personas que tienen muchos lunares deben evitar exponerse al sol. Así también aquellas que estén tomando medicamentos fotosensibles, como para la presión, la diabetes y el acné porque podría generarles reacciones alérgicas.